Las prácticas al servicio de la comunidad que realizan los universitarios, a análisis en Huesca

Distintas experiencias realizadas por alumnado de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación han servido, este martes, para analizar la utilidad formativa y el papel social del llamado aprendizaje-servicio.
Este centro del Campus oscense, que lleva dos décadas incorporando estas iniciativas en la formación de sus estudiantes, ha revisado las posibilidades que ofrece esta línea de innovación educativa, que ha recibido un nuevo impulso a través de los fundamentos pedagógicos del Espacio Europeo de Educación Superior.
Colaboraciones con asociaciones de afectados por el síndrome de Down; labores de apoyo e integración escolar; iniciativas de transformación urbana; propuestas de intervención artística o proyectos de abordaje del cyberbullying, están entre las experiencias que se han abordado.